[metaslider id="43"]

Temas de Conversación

Provincias sin voz                                           

Por Bernardino Rodríguez C.                   

El proceso electoral que vivimos, debe despertarnos algunas reflexiones. Posiblemente la representación departamental de Arequipa al Congreso de la República,  volverá a estar integrada casi en su totalidad, sino totalmente, por  ciudadanos que residen en la provincia de Arequipa. Las otras siete provincias no tendrían representante de su lugar.

Es cierto que todo ciudadano del departamento tiene igual  derecho a ser candidato y que varios partidos llevan en sus listas a miembros de algunas provincias. También es verdad  que en las ánforas se expresa la  voluntad democrática de todo el departamento.

Pero resulta que la ley electoral no es justa. No permite una equidad en la representación de las provincias de departamento que, como el caso de Arequipa, tienen un gigante volumen electoral en la ciudad capital que define totalmente los resultados generales. Los candidatos de las otras provincias tienen pocas posibilidades. Por eso en las siete provincias restantes, cuando vienen las elecciones, la gente dice “Vienen, prometen y después se olvidan”. En efecto, hay congresistas que no regresan más. Pero aun los que vuelven, no viven el problema local.

Es verdad que el congresista está para legislar, no le corresponde hacer obras. Pero en base a su influencia política, es eficaz en gestiones ante dependencias públicas y alcanza soluciones. Nuestras provincias tienen problemas que son grandes para ellos pero chicos para Arequipa capital. Y no por ser menos en cantidad, debe vivir con derechos recortados.

Hay que estudiar, en conclusión, una modificación electoral que permita una mejor proporcionalidad en la representación del departamento en el Congreso.  Lima, por ejemplo, tiene dos distritos electorales: Provincia de Lima y Lima Provincias. Lo mismo podría hacerse en Arequipa. ¿Por qué no?mollendo