Se avecina la Guerra del Agua Interregional

346

Con los últimos acontecimientos sobre la divergencia y rechazo sobre el Consejo de Cuenca Interregional Tambo, se avizora un nuevo escenario la Guerra del Agua Interregional.

Así lo sostiene el especialista en temas agrarios e hídricos Mirko Avendaño, quien postula una hipótesis bastante complicada socialmente en los próximos meses.

Avendaño, señala que los actores moqueguanos y puneños (principalmente puneños) olvidan que esta cuenca hidrográfica es de manera íntegra de la vertiente del Pacífico, la cual desemboca en el Océano Pacífico por la costa arequipeña, y por ende son aguas que corresponden a Arequipa y al Valle de Tambo.

Asevera que estas por escorrentía y caudal natural nutren al rio Tambo, el cual es de uso mayoritario por parte de la población, la agricultura y otros usos de la provincia de Islay.

Encara al gobierno y al ministro de agricultura, el PSI y el ANA, a zanjar los temas inconclusos, “el año pasado se debió avanzar con estos temas, pero hubo desidia y total desinterés por parte de Lima para resolver y avanzar y pasarlo por agua tibia, ahora se pagan los platos rotos, con dos medidas cautelares que trabaron el desarrollo del Proyecto Paltuture, medidas planteadas en su momento solo por problemas limítrofes entre Moquegua y Puno”.

Refirió que este impase debió avanzar y resolver con premura con la Dirección de Demarcación Territorial de la PCM, y quedaba allanado el camino (teniendo en cuenta que se tenía la voluntad de las autoridades y representantes de organizaciones involucradas por dar solución), incluso el Ministro de Agricultura al negarse a asistir a una tercera reunión de las partes en Puno, consiguió con esto torpedear más lo avanzado, en ese momento no estaba en discusión el tema hídrico, que hoy se hace más complejo todo.

Sostiene que ahora el Presidente de la República por la incapacidad de sus funcionarios tiene una «papa caliente» que seguramente caldeara los ánimos en el Valle de Tambo, si sumamos a esto la intención de Lima de que el Proyecto Tía María se ejecute a pesar de la oposición de la población de Islay, el pronóstico no sería nada halagüeño en el espectro de la paz y estabilidad social, concluyó.

FOTO: Composición en base a imágenes de Ojo Publico (Prensa de Investigación)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *