Mollendo invita a los paceños a probar su sabor y su cultura

99

Una delegación de Mollendo, encabezada por su alcalde Édgar Rivera Cervera, llegó a La Paz para renovar lazos.

Playas amplias y una gastronomía marítima imperdible es la oferta turística de la ciudad de Mollendo para los próximos feriados de Todos Santos y de fin de año. El alcalde de la municipalidad provincial de Islay, Perú, Édgar Rivera Cervera, invitó a todos los paceños y bolivianos a visitar su ciudad.

“Mollendo ofrece amplias y hermosas playas, las más concurridas del sur del país. Son muy visitadas por su orden, la limpieza y la seguridad, con las que se desarrollan las diversas actividades que motivan la unión y sana recreación familiar”, destacó el alcalde Rivera.

La semana pasada, el burgomaestre llegó a La Paz junto con una comitiva, para presentar este destino turístico en Bolivia. La delegación estuvo compuesta por historiadores, empresarios turísticos, agroexportadores, productores, importadores y exportadores. El objetivo no era sólo el de poner en marcha la oferta turística sino la de abrir lazos para organizar encuentros empresariales entre productores agroindustriales de ambos países.

“Además de invitar a los turistas bolivianos a disfrutar de la riqueza de Mollendo y la provincia de Islay, durante las vacaciones, visitamos a nuestro país hermano con una delegación multisectorial, buscando tener un mayor acercamiento comercial con Bolivia”, afirmó Rivera.

Mollendo y el mar

Entre la ciudad de La Paz y Mollendo -capital de la provincia de Islay- hay 580 kilómetros, a una hora y media de Arequipa.

Su temperatura ambiente oscila entre los 12 grados en invierno y los 30 grados en verano.

Enclavado en la costa sur del océano Pacífico, ofrece playas de blancas arenas, caletas de aguas transparentes, complejos recreativos y casonas de madera que datan de finales del siglo XIX, entre otros hermosos atractivos.

Desde allí se puede llegar fácilmente a pequeños islotes habitados por lobos y aves marinas en el distrito de Islay-Matarani, así como al Santuario Nacional Lagunas de Mejía, que por la diversidad de aves que allí habitan, son de importancia mundial.

En ese sitio fácilmente se puede apreciar hasta 77 variedades de aves residentes, mientras que las migratorias superan las 80 especies. En cuanto a la flora, se preservan 45 especies de plantas superiores y 70 de algas.

En la estación cultural Mollendo, a escasos metros del malecón Ratti, se encuentra el museo Chiribaya, donde se exhiben más de 214 piezas, entre cerámicas y objetos tales como hachas de cobre, primorosos textiles de fibra de camélidos con complicados diseños y muchos otros.


La autoridad edil destacó que el mar de Mollendo, gracias a la corriente de Humboldt, alberga gran variedad de crustáceos, moluscos y peces, que son la base de los más exquisitos platos de su gastronomía. El perol de mariscos (reconocido como plato típico de Mollendo), ceviches de pescado y mixto, jaleas, chicharrón de pulpo, sarsa de lapas, pescado frito y sudados son sólo algunas de las opciones.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *