Conflictos sociales siguen en el interior

116

Mientras las cámaras estuvieron enfocadas, durante esta semana, en el desenlace de la coyuntura política (enfrentamientos entre Ejecutivo y Congreso, este último disuelto por el presidente Martín Vizcarra y que amenaza continuar en los siguientes días), es importante recordar que los problemas al interior del país persisten, con conflictos sociales que al parecer no tendrán solución alguna en corto plazo.

Es el caso de la protesta antiminera en contra del proyecto Tía María en Islay (Arequipa), que ya lleva 83 días, y el bloqueo del Corredor Minero del Sur en Ccapacmarca-Chumbivilcas (Cusco), con dos semanas impidiendo el paso de vehículos y que puede empeorar.

Sobre el primero, este lunes el Consejo de Minería escuchará a las partes para ver su viabilidad o anulación del proceso. El asunto es complejo, más aún por el caos y abandono en que está sumida la provincia de Islay, cuyas vías las controlan dirigentes y manifestantes chantajistas que impusieron cupos para el libre tránsito.

Los representantes del Ejecutivo deben mirar lo que pasa en el interior del país; de lo contrario, las protestas van camino a convertirse en incontrolables si no ponen en marcha mesas de diálogo, donde participen los verdaderos interesados y los compromisos asumidos se cumplan entre las partes y no sean remedios caseros para el momento. Preocupan estos conflictos.

FUENTE: Diario Correo




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *