¡Atención! Aprueban acuerdo regional para que no se use pirotecnia en Navidad y Año Nuevo

167

La pirotecnia no solo contamina el medio ambiente. También afecta a personas con autismo, ancianos y mascotas. Acuerdo del Consejo Regional de Arequipa.

En las fiestas de Navidad y Año Nuevo, decenas de toneladas de pirotecnia se detonan en la ciudad. Una práctica vistosa, pero con un impacto negativo al medio ambiente y el bienestar de personas con padecimientos, y mascotas.

Al respecto, el Consejo Regional de Arequipa (CRA) aprobó un acuerdo regional para exhortar a la población de la región a no usar pirotecnia en las festividades de diciembre. Se trata de un proyecto de la comisión de Agricultura, presidida por el consejero Elmer Pinto.

El representante señaló la necesidad de limitar el uso de los explosivos. Su uso masivo provoca emisiones de gases dañinos para la capa de ozono. Las detonaciones emiten material particulado metálico, que afecta la salud de la población. Además, el estruendo también afecta a las personas con problemas de salud.

Por ejemplo, quienes padecen autismo sufren con las explosiones. Precisamente, la Defensoría del Pueblo alertó del drama de las 15 mil personas con autismo en el Perú, durante el fin de año. Ante los ruidos fuertes entran en pánico y se autolesionan, incluso dañándose los tímpanos.

También los adultos mayores y personas delicadas de salud sufren con los festejos de fin de año. Por eso, la exhortación también es para que las autoridades intervengan y no promuevan actividades con pirotecnia.

Las mascotas y la pirotecnia

Sin embargo, las mascotas también sufren con las explosiones. En el caso de los perros, experimentan ansiedad, miedo descontrolado, taquicardia y hasta la muerte. Algunos canes sufren de infartos, mientras que otros, por miedo, acaban atropellados cuando huyen sin rumbo. En los casos más dramáticos, algunos se tiran desde techos se casas por el pánico.

Se trata de un comportamiento ampliamente documentado, no solamente en perros. Varios animales se alteran ante fuegos artificiales y tormentas eléctricas. A diferencia del ser humano, no tienen la capacidad de racionalizar su ansiedad. Por ello, manifiestan de forma más cruda e intensa su terror.

Fuente: El Buho




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *