Los retos de una minería responsable y el proyecto Tía María

77

El proyecto Tía María genera un reto para Southern para demostrar que en el Perú si se puede ejecutar proyectos mineros en armonía con la agricultura y el medio ambiente, señala Walter Gonzales de Gema SAC.

Durante los últimos años el desarrollo del proyecto Tía María ha sufrido muchos reveses principalmente debido a la oposición de los pobladores del Valle El Tambo, los cuales se oponen al proyecto y el litigio que tenían con la Sociedad Minera Vania, la cual según informó Oscar Gonzalez, presidente de Southern Perú, llegaron a un acuerdo con lo cual esperan que se les otorgue el permiso para la construcción de Tía María; sin embargo es importante conocer los alcances e implicancias del proyecto Tía María.

El proyecto Tía María es un proyecto minero que comprende la explotación de dos yacimientos de tajo abierto que tiene 3 distritos que conforman el área de influencia directa como son: Cocachacra, Mejía y Dean Valdivia.

Sin embargo el desarrollo de Tía María tiene un rechazo de la población ubicada dentro del proyecto debido a que indican que el proyecto afectará los recursos hídricos destinados a la agricultura y produciría contaminación en el valle El Tambo.

Es importante señalar que el proyecto Tía María se inició en el año 1994; el proyecto cuenta con dos estudios de impacto ambiental aprobados; el segundo EIA del proyecto se aprobó en agosto del 2014 el cual tiene validez por cinco años; concluido este tiempo se tiene que realizar una actualización de su línea base de acuerdo a ley
Sin embargo ¿por qué es importante el desarrollo del proyecto Tía María para el país?; desarrollar el proyecto es muy importante para el país debido a que aportaría según Southern Copper Corporation aproximadamente S/ 5,460 millones durante los 20 años de explotación del proyecto por canon y regalías de los cuales S/ 273 millones anuales serían para la región Arequipa, la provincia de Islay S/ 100 millones; actualmente la empresa viene realizando la sociabilización y acercamiento social del proyecto con la finalidad de dar mayores alcances sobres las actividades a desarrollar y teniendo contacto directo con los stakeholder para despegar todas las dudas que tengan respecto a las actividades que se desarrollarán; en paralelo la empresa está desarrollando diferentes programas de apoyo social, mejoramiento urbano y trabajo comunitario como por ejemplo la construcción de dos centros hospitalarios en Mollendo y Cocachara los cuales cuentan con una inversión de S/ 103 millones, un proyecto de saneamiento para la provincia de Islay con una inversión de S/ 21.4 millones y la ampliación de dos programas dirigidos a los escolares (forjando futuro) y maestros (Escuela de líderes) por un valor de S/ 1 millón en becas.

Es importante que los stakeholders puedan conocer los alcances del proyecto Tía María para lo cual he tratado de enumerar los más importantes:

1.- ¿Qué mineral se extraerá? Se extraerá únicamente cobre, pero el producto final serán unas planchas denominadas “Cátodos de cobre”.

2.- El proyecto generará más de 4,000 puestos de trabajo directos e indirectos.

3.- Los yacimientos no estarán en el valle, ni las minas ni las instalaciones de procesamiento estarán en el valle de Tambo. Toda la operación estará en el desierto ubicado al norte del valle.

4.- Tía Maria minimizara la generación de polvo.

5.- Minería responsable sin ruidos molestos; las actividades de voladura cuentan con reglamentos y normas que garantizan una labor segura y eficiente en términos ambientales.

6.- Sin riesgos ambientales en proceso de lixiviación; una vez que se ha impermeabilizado el suelo y protegido con geomembranas, todo el material chancado se coloca encima y se riega con una solución de agua y ácido sulfúrico. El nivel de acidez es similar al que contienen el jugo de limón o el vinagre. Esta solución se aplica por goteo sobre el material chancado, como en las irrigaciones de la agricultura.

7.- No habrán relaves; este proceso de lixiviación no genera relaves. El líquido resultante, que contiene el cobre, no tendrá contacto con la tierra y no afectará los campos agrícolas.

8.- No se generarán aguas ácidas en las operaciones; Los cálculos realizados para el EIA confirmaron que el material que se extraerá o colocará en pilas no tendrá potencial de acidez. Además, la zona donde se operará es árida (seca, desértica y con muy poca vegetación), por lo que no existe posibilidad alguna de que se generen aguas ácidas.

9.- Tía María empleará agua de mar desalinizada según lo contempla el EIA aprobado de Tía María en el cual se descartó por completo el empleo de agua proveniente de la cuenca del Río Tambo. Se confirmó la implementación de una planta desalinizadora para agua proveniente del mar. Es una tecnología avanzada y amigable con el ambiente, que Southern Perú utiliza exitosamente en Ilo desde 1960.

El proyecto Tía María genera un reto para Southern para demostrar que en el Perú si se puede ejecutar proyectos mineros en armonía con la agricultura y el medio ambiente, podrá fortalecer su imagen frente a la sociedad y El Estado.

Por Walter Gonzales 
Gerente de Supervisión y Monitoreo de Gema SAC

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *