Vía Costanera incrementó costos y conflictos con los agricultores

398

Se trata de subtramos Matarani-El Arenal y Arenal-Punta de Bombón. Obra tiene atraso de casi año y medio. 

El último jueves, un grupo de agricultores de la provincia arequipeña de Islay intentó impedir el avance de la construcción de la carretera Costanera en los subtramos Matarani-El Arenal y El Arenal-Punta de Bombón de 45 kilómetros. Acusan a la empresa a cargo del proyecto, Obrainsa (Obras de Ingeniería S.A.), de actuar de manera prepotente y no respetar las servidumbres.

En esta área, la faja marginal, se encuentran los canales de regadío secundarios (laterales) de la Junta de Usuarios Irrigación Ensenada-Mejía- Mollendo. En muchos casos, la  vía arrasará esta infraestructura. Son siete canales a reubicarse.

Obrainsa forma parte del Club de la Construcción, un grupo de constructoras sindicadas de obtener contratos del Estado en forma fraudulenta.

En 2014, Obrainsa, junto a su socia Odebrecht, ganaron la ejecución de esta obra, que registra un incremento vertiginoso de su presupuesto.

Provías Nacional, entidad del Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) que convocó el proceso de licitación, informó que hasta octubre de 2017 el proyecto tiene un incremento de S/ 124 millones 050 mil 752.61 en comparación al estudio definitivo. Este monto incluye adicionales y deductivos de la obra más costos de supervisión.

El primer incremento se otorgó en base a la propuesta económica que presentó en ese momento el Consorcio Vial El Arenal- Punta de Bombón (Obrainsa y Odebrecht). El estudio definitivo valuaba la obra en S/ 450 millones  849 mil. Sin embargo, se eligió la opción más cara que presentaron ambas firmas por S/ 489 millones 402 mil, es decir, S/ 39 millones adicionales. En tanto, el Consorcio Vial Matarani, conformado por HOB Consultores S.A. y Alpha Consult S.A., les adjudicaron la supervisión por S/ 29 millones 007 mil.

Hay que resaltar que HOB Consultores es la misma que elaboró el estudio definitivo del proyecto.

En el último reporte de Provías se da cuenta de que se ha gastado en esta pista S/ 574 millones 900 mil, es decir,  que por cada kilómetro el Estado está desembolsando S/ 12 millones 719 mil.

Por si fuera poco, la obra avanza a paso de tortuga. El contrato se firmó en diciembre del 2014 y los trabajos se iniciaron en enero del 2015. Se estipuló que  debió culminar el 24 de noviembre del 2016, en 720 días. Sin embargo, la obra ya acumula más de 1 año y 5 meses de retraso. Tiene un avance del 78.9%. Se tiene estimado que culmine en marzo del 2018. Para este año se tiene programado gastar S/ 21 millones 200 mil.

Conflicto

Para la ejecución de la obra se compraron 205 predios, muchos de ellos de parte de terrenos de los agricultores. Por los trabajos también se ve afectada la infraestructura hidráulica. En el caso de la Junta de Usuarios Ensenada-Mollendo-Mejía, 7 canales secundarios deberán ser reubicados (14,15,16,18,19, 16 y 27). Esto generó el conflicto.

La presidenta de esa Junta, María Morroquín, acusa a Obrainsa de restituir los canales sin obtener ningún permiso. La empresa ha repuesto uno de esos canales (19) pero sin pedir a los usuarios las especificaciones que debe tener. “Están actuando deliberadamente sin consultarnos”, sostuvo la dirigente. Mencionó que tampoco están respetando la faja marginal que debe tener el canal para que puedan operarla y hacer la limpieza.

El jueves pasado un grupo de ellos, con un tractor, limpió su viejo canal que era enterrado por los trabajos de nivelación de Obrainsa en señal de protesta. Otros agricultores acusaron a Obrainsa de realizar trabajos en propiedad privada y sin consultarles. El ALA-Tambo, mediante la carta Nº 019-2018, señaló  que cualquier modificación en los canales laterales debe ser en plena coordinación con los operadores, es decir, las juntas.

Además Marroquín informó que la empresa plantea la modificación del canal madre, que conduce agua para los agricultores y que utiliza Sedapar para tratar y abastecer de agua potable a la población. Dijo que esto generará más inconvenientes. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *