Miguel Román: El gobierno tiene que actuar directamente en Tía María

558

SOUTHERN PERU HACE POCO EN EL TEMA SOCIAL

El congresista por la provincia de Islay Miguel Román Valdivia, fue claro y concreto sobre las expectativas de la población respecto a la viabilidad o no del proyecto cuprífero Tía María de la empresa Southern Perú, donde el estado –dijo – debe intervenir directamente en su rol de generar confianza.

El parlamentario, dio estas declaraciones a su arribo a Mollendo, iniciando una serie de reuniones en la agenda de su semana de representación en esta región.

Sobre el particular en el tema social – dijo – en Tía María, se está haciendo poco aun, fundamentalmente no creo que solo la empresa haga algo, principalmente quien tiene que actuar es el gobierno, indicó.

Señaló que cuando acude al ministerio de Energía y Minas y cuando se habla de conflictos sociales, en el país y en Tambo, es justamente por la ausencia del gobierno, refirió.

“El gobierno tiene que dar la confianza suficiente a la población, de que un proyecto no va a impactarlo negativamente a la población, eso es lo que necesitamos” aseveró el parlamentario.

Indicó que el esfuerzo que tiene que hacerse, es para que el gobierno pueda llegar con un mensaje claro, sencillo que lo pueda atender a cabalidad con la población.

Sostuvo haber conversado con la ministra, indicándole no solo es el adelanto social y las obras que la población necesita, sino hay que complementarlo, “el pueblo no solo que quiere que se le haga un hospital, una carretera, un colegio, quiere que se le explique los temores y las dudas con respecto al proyecto; quiere saber que va a pasar con el agua, saber si el polvo le va a afectar, si va a poder convivir la agricultura con la minería”.

Aseveró que mientras esos temores sigan allí, difícilmente se va a conseguir las Licencia Social, que le de viabilidad al proyecto, manifestó que esto debiera ser un tema mixto, es decir si vas ofreciendo obras, paralelamente los técnicos vayan explicando de manera sencilla estos temas que preocupación de la población.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *